Mostrando entradas con la etiqueta laboratorio erotico. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta laboratorio erotico. Mostrar todas las entradas

lunes, 1 de junio de 2015

¿POR QUÉ EXISTE ESTE PROYECTO?


Hace ya casi tres años iniciamos en Palencia un proyecto llamado Laboratorio Experimental de Erotismo. Lo hicimos para posibilitar el acceso a experiencias eróticas a personas que por circunstancias particulares no supieran como solucionar una necesidad tan evidente y tan indispensable para el equilibrio emocional. El erotismo es un impulso que nace de lo más instintivo del ser humano y tiene mucho que ver con la necesidad afectiva. Sin embargo las ofertas eróticas que más se prodigan son las del comercio sexual, totalmente deshumanizado y desprovisto de componentes afectivos. La necesidad erótica de la población es algo evidente, a la vista del éxito de las miles de webs que ofertan sexo para mirar, páginas de contactos, prostitución….

Existen razones para pensar que la vida erótica de las personas que nos rodean, tengan o no pareja, es bastante mejorable. La rutina y el desgaste de los años acaban minando las relaciones, y en consecuencia podemos refugiarnos en un mundo de fantasías irrealizables, o en una vida erótica paralela y clandestina. Nosotros ofrecemos un espacio para encuentros de personas que no están satisfechas con su vida erótica y que desean encontrar alternativas que no les impliquen sentimientos de sospecha, engaño o culpabilidad. Nuestro proyecto posibilita desde hace casi tres años encuentros eróticos de gran calidad humana, en los que la ternura, la afectividad y el respeto a la voluntad de cada persona son lo principal.

Nuestras actividades tienen lugar en un centro que oferta cursos y talleres de crecimiento personal y salud, básicamente. En la sala de actividades nos solemos reunir una vez al mes un grupo de participantes (algunos acuden por primera vez, otros son habituales) para explorar nuestras capacidades eróticas y averiguar cuál es nuestra relación con nuestro cuerpo erótico, y para saber si esa relación es mejorable. Nos servimos de juegos y ejercicios que tienen que ver con los sentidos. Nos hemos concedido un tiempo para averiguar cuáles son los códigos que queremos utilizar. Actualmente admitimos que no hay gestos eróticos “legales” o “ilegales”, y que todo el mundo tiene la libertad para pedir, dar, desear y vivir su erótica conforme a su voluntad. Creemos que las necesidades eróticas no deben reprimirse, esconderse, camuflarse, ni nos deben crear sentimiento de suciedad, vergüenza, culpabilidad o sospecha. Cada persona debe disponer y decidir sobre su propio cuerpo, es una condición indispensable que implica una nueva visión de las relaciones eróticas. Llegará el día en el que todas las personas que han estado participando en uno de nuestros talleres, sientan, una vez éste haya terminado, la misma sensación de tranquilidad y naturalidad que si hubieran asistido a unas clases de yoga, pilates, tai-chi,….Nosotros queremos colaborar para que ese día llegue cuanto antes y para que la sociedad vaya despenalizando las “cosas del cuerpo”.


En nuestro espacio de experimentación compartimos abrazos, miradas, caricias, palabras, gestos, ternura, afecto, generosidad, sin robarle nada a nadie y sin daños colaterales, intentamos sentirnos personas libres viviendo nuestra erótica según nuestro gusto y necesidad. Intentamos que ello sea posible en nuestro Laboratorio Experimental de Erotismo, en Palencia.

viernes, 29 de mayo de 2015

SENTIMIENTO DE CULPA



Ella: Tendría que haberme contenido.
él: Yo también tengo mi parte de culpa,..… el vino me nubló la vista.
ella: Me desarmaste con tu sonrisa. 
él: Me derretí cuando me guiñaste el ojo.
ella: Tu voz me tenía como hechizada, lo reconozco, ….pero yo te di el primer beso .
él: No fue un beso, …fue un mordisco .
ella: Es verdad, y entonces cogiste mi mano y ….perdí el control.
él: Olías tan bien, que me volví loco…
………………………………………………………………………………………………………………………………………………

…Y así continuaron intentando averiguar quién había sido el culpable de que se desatase aquella pasión……..
                    No se daban cuenta,
                                … nadie tenia culpa de nada
                                                 El culpable....
                                                       ….si lo había, . ..
                                                                     
 ..fue el BOLERO


lunes, 18 de mayo de 2015

NUESTRO ENCUENTRO DEL 10 DE MAYO 2015



No dejamos de aprender cosas nuevas con cada encuentro. Siempre hay algún hecho que sorprende. En el caso de nuestro encuentro del pasado 10 de mayo, hubo algunas cosas que me gustaría compartir con quienes entráis por aquí, con la esperanza de que os animéis a dar vuestra opinión, a hacer preguntas que disipen vuestras dudas, o a participar en nuestros encuentros.

Por increíble que parezca, en esta ocasión nos costó dos días encontrar  dos chicos que quisieran participar en nuestro encuentro, en el que ellas estaban en mayoría. Recurrí a todos los contactos. Envié mails, whatsapp, sms, hice llamadas, lo puse en FB,… O no había respuestas, o estaban todos ocupadísimos. Tengo fundadas razones para pensar que hay mucho miedo mezclado con el deseo y la curiosidad. Algunos de quienes dijeron que “no podían venir”, o que simplemente no contestaron, habían escrito solo unos días antes diciendo que querían asistir. Cuando les dije que podían venir, de repente “ya no podían”. No es la primera vez que ocurre esto. De hecho, uno de los chicos simplemente ni se presentó. Después de varias comunicaciones por whatsapp durante varios días, en las que él me preguntaba esto y aquello, quería saber detalles de “qué y cómo”, después de asegurarme que lo había entendido todo muy bien, y que estaba muy tranquilo y decidido, simplemente no se presentó.

Estamos llegando a una conclusión: en el fondo ellos tienen más miedo. Miedo a tener una erección, miedo a no tenerla, miedo a excitarse, miedo a no excitarse, miedo a que “comparen tamaños” , miedo a que alguien esté esperando que “queden como campeones”. Si es así chicos, creo que no habéis entendido nada.

¿Os asusta la ternura, la sutileza, la emotividad, los sentimientos, la afectividad? ¿Os da miedo hablar sin palabras, decir cosas con la mirada, desnudaros también por dentro? ¿Os asusta saber que la piel puede comunicar todo eso, y mucho más?

Yo creo que todos estuvimos de acuerdo en que fue una de nuestras mejores citas. De nuevo, personas que nunca se habían visto anteriormente, se encontraron para vivir su erótica según el deseo de cada uno/a. Durante más de tres horas fuimos buscando puntos de encuentro y desprendiéndonos de nuestros disfraces, armaduras, etc…hasta llegar a la más completa desnudez de cuerpos y espíritus. Alcanzamos un punto en el que sólo importaban las sensaciones que se transmitían a través de los sentidos. Aspectos como la edad y la apariencia dejan de ser importantes cuando los códigos de comunicación son otros.


martes, 31 de marzo de 2015

ENCUENTRO INESPERADO

NUESTRO ENCUENTRO DEL 29 DE MARZO

                                                             Pastoral de Rupert Bunny

Tenía que ocurrir, ¡y finalmente ocurrió!

Una persona, una mujer, que venía al encuentro de sensualidad, sola, de incógnito total, horrorizada ante la posibilidad de coincidir con alguna persona conocida, se dio de bruces con una persona muy conocida, un familiar muy cercano.

¿Y ahora qué hago?, me interrogaba nerviosa antes de entrar a la sala de actividades.

Lo mejor es que entres, le dije, nos sentamos y lo hablamos entre todos. Así lo hicimos, y conseguimos que se tranquilizase. Nadie viene a nuestros encuentros con ganas de fastidiar, y así se lo manifestó la persona que la conocía. A los pocos minutos se había olvidado de sus temores y participaba con total normalidad en los juegos que nos sirven para explorar, memorizar, reconocer y disfrutar de nuestras anatomías, tan diferentes, tan placenteras, tan irrepetibles. Es evidente que para esa persona,el encuentro inesperado del domingo pasado supone un antes y un después. De una manera natural, sin esperarlo, ella ha comprobado que el mundo no se viene abajo por el hecho de que haya manifestado y reconocido su curiosidad erótica, delante de una persona conocida, que sentía la misma curiosidad que ella.

Estas situaciones siempre me hacen reflexionar sobre una cuestión…

Nuestro cuerpo, el único cuerpo que tenemos, ¿es nuestro realmente? ¿Por qué tenemos miedo de que los demás averigüen nuestras preferencias en materia de comportamientos eróticos? ¿Por qué hemos permitido que nos arrebaten nuestro cuerpo los políticos, los médicos, la iglesia, los educadores, nuestros vecinos, nuestros familiares, nuestras parejas?

La respuesta prefiero dejársela a sociólogos, psicólogos, intelectuales y estudiosos de los comportamientos humanos. Pero la pregunta es para tod@s.

Por lo demás, nuestro encuentro fue un placer, como siempre. Cuando al final de la sesión nos situamos frente al enorme espejo de la sala, todos abrazados, con nuestros cuerpos brillando por los aceites aromáticos que nos habíamos repartido generosamente, pudimos contemplar la belleza de la desnudez más total y absoluta, la que nos unió y nos hizo a tod@s iguales y generos@s. Nos regalamos nuestros cuerpos, compartimos el placer de la piel, acariciamos con mayor o menor sabiduría o torpeza, fue de nuevo un aprendizaje. Fue otra batalla ganada por la reconquista de nuestro cuerpo.

¡Gracias a tod@s!




miércoles, 18 de febrero de 2015

UNA EXPERIENCIA RECOMENDABLE



                                               Fotografía de Spencer Tunick

Cuantas emociones, cuanta piel amiga, cuanta ternura, cuántos regalos,...y esa sensación que me queda siempre, de que las cosas podrían ser de otra manera, fuera de este útero tan amable y acogedor del taller de ternura  de Aingeru.

Intimidad sin  derecho a poseer a nadie, la generosidad sin esperar compensación, los ojos cerrados esperando a esa persona que nos va a contar lo que siente, que nos va a pedir lo que necesita. Descubrir quienes somos, lo que queremos y lo que no queremos,....abrazos tiernos,  apasionados, sentidos, besos con los labios, con los dedos, con el corazón,  poesía, tocar el cielo,...pedir, pedir y pedir,  y luego dar, dar y regalar,..y ver como van cayendo las murallas del miedo, de la duda, de los recelos, de la inseguridad, de la culpa y de los egoísmos,....aprender a amar sin contrato, sin letra pequeña,... terapia, pedagogía, conciencia y consciencia.

 Volar siempre ha sido uno de mis sueños, de mis fantasías, ¡y veo que me están creciendo las alas!

Estas son mis impresiones después de asistir al taller de Profundización en la Comunicación, continuación del “Taller de ternura” impartido por Aingeru Mayor en La Casita del Pez Luna, en Madrid el  pasado domingo 15 de febrero.






martes, 16 de diciembre de 2014

¿.....Y SI TOCARSE NO FUERA PECADO?


                                     Fotografía  de Spenecer Tunick

NUESTRO ENCUENTRO DEL 12 DE DICIEMBRE
Esperamos que a estas alturas hayamos dejado claro que no pretendemos crear un grupo cerrado. Al contrario, nos ilusiona recibir a personas que vienen por primera vez, ver nuevas caras, nuevos culos (perdón, es que no he podido resistirme al chiste), oír otras voces, tocar otras pieles. El caso es que en este último encuentro éramos todos habituales, menos un chico.

Yo destacaría dos cosas de este encuentro:
La primera: Al haber coincidido ya varias veces, hemos logrado una complicidad especial en nuestra manera de comunicarnos. Las caricias que nos regalamos en la sauna, en el jacuzzi, en los juegos, son sinceras, honestas, naturales, en general no excluyen ninguna parte del cuerpo y no son meros tanteos para buscar un encuentro sexual . De hecho no buscamos un encuentro sexual, aunque tampoco negamos de entrada la posibilidad de que exista. Simplemente, al mismo tiempo que conversamos en el jacuzzi, las manos van y vienen, buscan, encuentran y acarician,…tocarse es parte del juego, está dentro de las reglas, con las manos nos contamos cosas, al mismo tiempo que con las palabras.

La segunda: por primera vez, en más de dos años de actividades, una persona se ha marchado en medio del encuentro. Fue el chico que había venido solo. Dijo que tenía que irse porque se le hacía tarde. A nosotros nos pareció que no estaba cómodo, que algo no le gustaba. Si fue realmente así, no nos quiso decir qué fue lo que le hizo tomar esa decisión tan precipitada. Ha habido otras situaciones similares, en las que una persona sola, chico o chica, ha acudido a un encuentro, y por el contrario, se ha sentido bien acogida. En realidad, lo de la integración en el grupo es algo que depende de las “vibraciones” que vengan en las dos direcciones: desde el recién llegado hacia el grupo y viceversa. A veces puede haber más interferencias que buenas vibraciones, y no tiene que ser necesariamente culpa de nadie. Sencillamente, no hay “feeling” y no tiene por qué ser una tragedia. De todas formas, no nos cansaremos de repetir que no es buena idea venir con expectativas concretas y con ideas preconcebidas. No somos un grupo de intercambio de parejas, nuestro objetivo final no son las relaciones sexuales, no nos frustra irnos a casa sin orgasmo,… pero si se dan las circunstancias adecuadas, si hay magia, puede pasar cualquier cosa, y será hermoso. No nos interesan los encuentros en los que el sexo es la única excusa, el único objetivo. Para eso ya hay otras opciones. Creemos que en este blog se puede identificar con bastante claridad cuál es la filosofía que nos mueve. Si sintonizas con nuestros planteamientos, aquí estamos, en Palencia…..




miércoles, 1 de octubre de 2014

ENCUENTRO XX




Conforme a lo que  anunciábamos en el anterior post  “Revisando nuestros propios códigos”, el pasado viernes 26 de septiembre hemos estrenado nuestro tercer año con una actitud mucho más abierta  y hemos eliminado los límites que durante dos años habíamos propuesto. Creemos que nuestra etapa anterior sirvió para ir encontrando nuestra identidad, evitando los peligros de volar demasiado alto sin estar  preparados para ello. Después de nuestros 19 encuentros  anteriores tenemos una visión mucho más sosegada y madura de la sexualidad, hemos perdido algunos miedos, hemos elegido no  demonizar ciertas opciones y hemos comprendido que en el mundo de lo erótico no hay nada “ilegal” cuando lo vivimos con plena conciencia, respeto,  responsabilidad y total honestidad. ¿Por qué nos resulta tan dramático vivir nuestra sexualidad, siendo una necesidad tan humana como el alimentar el cuerpo y el espíritu?

Nuestra puesta en común al final del encuentro del viernes 26 fue la más fructífera hasta la fecha. Lo emocional  va cobrando  protagonismo, los sentimientos afloraron,  y la complicidad era evidente. No queremos  reducir lo erótico  sólo a un ejercicio gimnástico, desprovisto de la riqueza que nos aporta lo emocional. Queremos crecer como personas  a través  de las vivencias eróticas. Sabemos que ésta es  una propuesta que se siente como algo “fuera de lo común”. ¡Cómo nos gustaría que la población pudiera  experimentar  el placer de acariciar y ser acariciados sin límites, sin tener un “policía” y un “juez” vigilando sus  conciencias!

Un saludo y hasta la próxima
Eduardo


                La ternura y la confianza fueron dos referentes en el último encuentro: hubo momentos en que me sentí  especialmente mimada y valorada.
                También me sentí celosa en un par de ocasiones,  pero lo sentí con menor intensidad que en momentos pasados;  lo cual es un avance y me anima a seguir compartiendo mi vida con mi pareja.
                Durante un rato me permití jugar conmigo misma ante el espejo: ensayando distintas poses a la vez que mi silueta se insinuaba tras una tela, para el goce visual de mis compañeras/os. Fue divertido, creativo y sensual.
                Cerramos la sesión compartiendo lo experimentado a lo largo de la tarde y nos despedimos, hasta la próxima, con cariño.
                                                                                              María Jesús


lunes, 22 de septiembre de 2014

INERCIA




Inercia es la tendencia de un cuerpo a permanecer en el estado de reposo o movimiento en el que se encuentra. Para vencer la inercia hay que ejercer una fuerza externa. Un columpio está parado por inercia. Si lo empujamos se balanceará indefinidamente por inercia hasta que alguna fuerza externa - el rozamiento, la gravedad- le hagan detenerse, y así permanecerá de nuevo indefinidamente, por inercia.

La física no resulta muy erótica a simple vista, pero, … todo está relacionado.

Por amor, por instinto, por locura,…nos emparejamos, nos vamos a vivir juntos y traemos niños al mundo. Por inercia dejamos de compartir puestas de sol, confidencias, caricias. Por inercia vamos cogiendo kilos, malos hábitos,.. por inercia llegan las peleas, el mal rollo, el primer engaño,….la separación. Es igual que cuando nos da el sueño al volante, va llegando poco a poco, nos va atrapando. Si reaccionamos a tiempo estamos salvados, si no reaccionamos estamos perdidos.

La inercia ataca especialmente a la salud erótica. Quizá no nos atrevemos a pedirle a nuestra pareja que nos haga “eso” que tanto deseamos, eso con lo que tanto fantaseamos, esas caricias que nos dan la vida, o aquello que nos produce un placer especial y que es lícito, porque nuestro cuerpo es un instrumento diseñado para el placer. Tememos que si se lo pedimos ponga cara de: “¿pero lo dices en serio?”.


Entonces queda resignarse, refugiarse en un mundo de fantasías incumplidas que uno mismo  crea, recurrir al sexo de los/as profesionales, consumir porno y practicar el “amor propio”,..o buscarse un/una amante, cosa que no es fácil y que no suele ser la solución,…. y así hasta acabar durmiendo en camas (o en casas) separadas.
  
                                               Autor: Armando Manzanero

jueves, 31 de julio de 2014

REVISANDO CÓDIGOS


Cada día desde los poderosos y omnipresentes sistemas mediáticos intentan convencernos de cuáles son las cosas importantes que necesitamos para “alcanzar la felicidad”. Se trata de cosas materiales que debemos comprar, y que además debemos renovar constantemente. En esa carrera loca por conseguir esas cosas que creemos necesitar, hemos anestesiado algunos de nuestros instintos básicos, entre ellos el instinto erótico.
Es difícil, aunque no imposible, mantener el interés erótico en la pareja. Quizá alguien piense que la propuesta de tener que relacionarse íntimamente con “terceros” para mantener una relación satisfactoria con la propia pareja, es una contradicción, o quizá una aberración. Nosotros pensamos que es un recurso que ha demostrado su utilidad con resultados sorprendentes.

En la infidelidad se le otorga al amante lo que se le niega a la propia pareja, o bien se busca en el amante lo que nos niega la propia pareja. En una relación lúdica como la que proponemos aquí, no se le usurpa nada a la propia pareja, no hay clandestinidad ni engaño, se favorece la confianza del uno en el otro, se recuperan niveles de afectividad que se habían perdido. Pero no nos engañemos, para ello tiene que haber voluntad por las dos partes, y hay que hacer algún esfuerzo, cambiar algún chip.

Los códigos de comportamiento moral que rigen en nuestra “civilizada” sociedad, han sido escritos hace muchos siglos por personas e instituciones que han tenido un interés especial en regular y controlar las relaciones erótico-afectivas de las parejas. Sin embargo esos códigos no solucionan la realidad de una gran mayoría de esas parejas, y en consecuencia, la infidelidad, el engaño, la apatía erótica, la frustración, la renuncia a los placeres sensuales, el conformismo, son por desgracia muchísimo más frecuentes de lo deberían. ¿Por qué no revisar estos códigos que han dictado algunas instituciones, principalmente religiosas? El deseo de conocer íntimamente a otras personas fuera de la relación de pareja es algo muy común y no es antinatural. Pero la sociedad no considera “moral” vivir experiencias eróticas fuera de la pareja. Entonces solo nos queda la clandestinidad, con lo cual esas experiencias siempre serán prácticas “sospechosas”. Está en nuestra mano reivindicar una vida erótica más plena, ignorando, con todo el derecho, los códigos morales hipócritas, que fueron (y son) constantemente burlados y violados por quienes los crearon.

Acariciar, abrazar, besar, observar, sentir, mirar, oler, compartir, intimar, regalar y pedir, dar vida a fantasías grupales, a abrazos colectivos, a la afectividad compartida, … con la tranquilidad de que nadie le roba nada a nadie, y con la generosidad y el permiso mutuo de los dos integrantes de la pareja, naturalmente.

Lo que planteamos en nuestros talleres de sensualidad es una opción, una herramienta, para que se despierte el instinto erótico, para que vuelva a la vida, y con ello vuelvan la ternura, la sensualidad, la afectividad y el deseo a nuestra relación. Una vida erótica sana y creativa con nuestra pareja puede combatir los efectos destructivos de la rutina y devolvernos la ilusión que hemos ido perdiendo con los años.





miércoles, 2 de julio de 2014

LA ACAMPADA




La pereza estival nos ha roto un poco el ritmo, pero aquí estamos de nuevo para contaros nuestra última aventura sensual, después de un encuentro que se tuvo que anular por no haber suficientes personas inscritas (fue el de Artaunsoro, en Guipúzcoa).

Hubo acampada, aunque hubo que improvisar un lugar distinto al previsto originalmente, debido a un cambio brusco del tiempo. La acampada fue en nuestra casa. Tenemos sitio de sobra y nos pareció más seguro no subir al monte por el fuerte viento y la bajada de temperatura. La cosa quedó en acampada light, pero así son las cosas de la meteorología.
Ello nos obligó a improvisar y fuimos capaces de replantear el encuentro en un nuevo escenario y en circunstancias diferentes. Al disponer de varios espacios (las tiendas y las habitaciones de la casa), planteamos la posibilidad de introducir una novedad en la sesión de masaje sensual. Normalmente lo hacemos en una sala común y rotamos durante el masaje, de manera que todos coincidimos con todas en algún momento. Ello tiene una gran ventaja: todos y todas reciben “diferentes” masajes, puesto que en esto hay quien es más hábil y creativo, y también quien está un poco más "verde". Digamos que los masajes son más democráticos. Pero también tiene un gran inconveniente: cuando más a gusto se encuentran los dos miembros de la pareja, la “democracia” obliga a cambiar  y se rompe la magia que se había logrado (quienes la habían logrado, porque para otros el cambio puede ser un alivio).

En el encuentro del sábado pasado cambiamos el sistema: ellas eligieron a su pareja para la sesión de masaje, y la consigna era que una vez que estuviesen en el espacio que se les había sido asignado, los miembros de cada pareja negociasen un acuerdo mutuo sobre lo que querían hacer en las dos horas siguientes. Esta libertad originó distintos tipos de “acuerdos” que no vamos a revelar aquí, puesto que son decisiones íntimas. La experiencia fue valiosa y la repetiremos cuando la ocasión sea propicia.

El domingo por la mañana el tiempo mejoró notablemente y nos dimos un estupendo paseo
nudista por el monte.Nos encontramos con un pastor que apacentaba sus ovejas, le saludamos y nos respondió efusivamente. Deseamos que la inesperada visión de unas ninfas desnudas apareciendo entre las encinas le sirva de inspiración para llenar esos eternos y solitarios momentos en el monte.

Una vez más nos alegramos al comprobar que las parejas que tienen una relación sana basada en la confianza y el respeto viven estos encuentros con naturalidad, sin recelos, sin desconfianza y disfrutan de las sensaciones placenteras y de las caricias vengan de donde vengan, sin estar pendientes de lo que pasa en la habitación de al lado.




lunes, 9 de junio de 2014

1ª ACAMPADA SENSUAL





Salgamos de las cuevas, sustituyamos el calor de las estufas por el calor de esa estrella que nos alimenta, adoremos a Akenaton, divinidad egipcia que representa al sol. Mantengamos el calor humano, la tibieza y el contacto de nuestros cuerpos.

Juguemos a esto y aquello, cambiémonos la piel, perdamos la ropa y el pudor, seamos los amos del bosque de sabias encinas, reivindiquemos el derecho al placer con un aquelarre sensual, en un lugar secreto al que nadie irá a molestarnos.

Fundemos la hermandad de las miradas pícaras, de los suspiros entrecortados, de las caricias cinco estrellas, de los abrazos eternos, de la “poca vergüenza”.

Emocionémonos con las palabras, entusiasmémonos con los silencios, emborrachémonos de aceites aromáticos, bebámonos a sorbitos la noche estrellada, soñemos que estamos despiertos, que todo es real, porque lo hemos hecho real.

Desde el Laboratorio Experimental de Erotismo os convocamos a la Primera acampada sensual que tendrá lugar el sábado 28 de Junio de 2014. El lugar exacto sólo será revelado a las personas que deseen participar. Se trata de un bosque de encinas situado a escasos Km. de Palencia. Un lugar muy poco frecuentado con un encanto especial, una fuente de agua potable y unas interesantes rutas para perderse, amén de otros atractivos .

Quedaremos en el punto de encuentro (se comunicará a última hora) a las 17.30h . Dejaremos los vehículos aparcados y caminaremos aproximadamente una hora hasta el lugar en el que montaremos las tiendas. Nos refrescaremos y nos quitaremos el sudor en una fuente que este año de lluvias traerá un generoso caño. Luego cenaremos algo y después ...........nos emborracharemos de sensualidad.







jueves, 5 de junio de 2014

MUSA



Me gusta, me encanta mirarla.
 En cuanto el tímido sol de esta vacilante primavera se insinúa, ella desnuda sus cincuenta años y me regala la hermosa visión de una Eva a quien la ropa le estorba sin remedio.              Hace sus ejercicios de estiramiento, lee, se recoge el pelo, anda de aquí para allá, en este paraíso, todavía verde, en el que vivimos, en plena Castilla.  Observo maravillado como camina, si se recuesta, si se tumba boca arriba, boca abajo o de lado; pierdo el control si abre y cierra los muslos. Ella no se da cuenta del poder que tienen sus insinuantes movimientos.

Las noches se me hacen cortas, abrazado a sus formas tan desnudas, tan femeninas, tan evidentes. Me emociono garabateando con mis dedos en su espalda, como un parvulito. Levanto la sábana y admiro esa gran invención de la naturaleza, esa fusión perfecta de cintura, caderas y nalgas… Acaricio todos esos lugares una y otra vez, incrédulo, agradecido. Toda esa piel suave y tibia me llama, reclama mi atención. No puedo evitar rozar con mis labios sus hombros, mordisquear su cuello, mientras ella finge que duerme.

Me encanta su olor, estoy enganchado a su olor, enloquezco si me sumerjo entre las sábanas, creo que podría alimentarme solo de verla, olerla y sentirla pegada a mí. Sin ninguna duda, la noche es lo mejor del día. Me cuesta tanto despegarme de ella por las mañanas y abandonar ese paraíso tan húmedo y caliente…

Estoy enamorado como un adolescente. Se lo digo,… me mira ...y se ríe.

Si surge el encuentro, si al final  nos amamos, después del allegro final con pompa y circunstancia,cuando ella se levanta y sale,  yo continúo pendiente de sus caderas, no me canso de mirarla, la sigo con la vista, la acaricio y la beso a distancia…

“Shock erótico primaveral”, creo que ha dicho el médico. "Es previsible que se agrave con la llegada del verano". Ya os contaré








lunes, 26 de mayo de 2014

NUESTRO PRIMER ENCUENTRO FUERA DE PALENCIA


                                                           Imagen tomada de Stamble

El sábado 24 de mayo estuvimos en Luneda (Pontevedra) en casa de Samantha y José Antonio, en un lugar perdido en el monte, perfecto para desconectar. Naturaleza, comida sana y buena compañía. Totalmente recomendable: www.mundonatura.org

Esta vez comenzamos haciendo un relato individual de nuestra relación con lo erótico hasta donde llegaban nuestros recuerdos. Descubrimos que para la gran mayoría, nuestras experiencias eróticas estaban relacionadas con la sensación de lo prohibido y habían sido algo clandestino. En la memoria de algunas personas había habido episodios de acoso y abusos sexuales. También resultó evidente que tanto algunos como algunas habíamos descubierto el orgasmo femenino más bien tarde. Hubo algún afortunado que relató una infancia erótica feliz y placentera, con episodios de masturbaciones colectivas, y descubrimientos eróticamente interesantes entre niños y niñas, y desde luego no había sido como una actividad incluida dentro de los planes de estudio de la escuela a la que asistían. En periodos de juventud y cierta madurez había descubrimientos  como el propio orgasmo, en algunas mujeres, y también alguna incursión en la homosexualidad, fruto de la curiosidad, la fantasía o el aburrimiento.

Luego intentamos encontrar otros lenguajes comunes con los que poder comunicarnos, como el lenguaje de las manos, el del olfato, el de las miradas, las caricias, el de las palabras escritas y el de nuestros cuerpos jugando a esto y aquello.
Hemos aprendido que debemos replantear un poco el ritmo. Hay quien ha demandado una transición más suave a la desnudez. Agradecemos y tomamos nota.

Resulta evidente que no todo el mundo reacciona igual ante una situación concreta. Nuestra relación con lo sensual y lo erótico es diferente en cada uno de nosotros y depende de nuestras vivencias anteriores. Lo que para una persona puede resultar enormemente placentero, para otra puede resultar difícil de digerir. Diez manos actuando sobre un cuerpo pueden resultar una inmensa oleada de placer, pero también un montón de información difícil de gestionar. Esto nos lo dejó claro una persona.

Nosotros nos quedamos con el largo abrazo final: sólo pieles desnudas y manos amigas.
¡Gracias! Volveremos a Pontevedra  el 19 de julio.





martes, 20 de mayo de 2014

DESHABILIOFOBIA

          
Se llama así  al miedo a desnudarse frente a otra persona.

Somos conscientes de que las fotos que aparecen en nuestra web son muy explícitas. Algunas de ellas corresponden a actividades que realizamos en nuestro laboratorio experimental de erotismo. Sabemos que a ciertas personas les producen un impacto negativo. Les asusta ver “tanta carne” y  hacen inmediatamente una asociación de ideas: “grupo de adultos desnudos tocándose es igual a orgía sexual, ….lagarto, lagarto”.

(Bueno, quizá no te lo vayas a creer, pero en nuestros encuentros nunca ha habido penetraciones. Tampoco son nuestro objetivo el orgasmo ni la masturbación. Sin embargo, es cierto que  ha habido orgasmos en algunas ocasiones, orgasmos que no necesariamente han tenido que ver con la manipulación de los genitales. No es que nos avergoncemos de la penetración, la masturbación, el orgasmo, la felación, etc,…Simplemente  consideramos que eso es lo más  fácil, algo que todos  conocemos. Queremos explorar opciones menos evidentes).

¿Por qué la desnudez (propia o ajena) puede ser algo tan traumático para algunas personas?

Una de las posibles causas es la no aceptación por nosotros mismos de una parte de nuestra anatomía. No tiene que ser forzosamente algo relacionado con los genitales, pero está claro que creemos  que quienes nos vean desnudos  van a centrar toda su atención en esa parte de nuestro cuerpo que nosotros consideramos “fea”.

Otro de los miedos es el miedo al ridículo. Muchos varones nos manifiestan su temor a tener una erección. ¿Qué clase  de educación o de cultura sexual tenemos si consideramos la erección del pene como algo vergonzoso? También hay quien considera ridículo tener el culo blanco y el resto del cuerpo moreno, tener celulitis, tener  vello en las piernas (sobretodo ellas),..

Luego están los miedos que tiene que ver con  la relación que puede haber entre la desnudez y el sexo.

 Eso dependerá suponemos,  de la actitud de cada un@. Hay  personas (especialmente mujeres) que han venido a nuestros encuentros experimentales, que han dejado muy claro desde el principio que quieren y pueden separar lo sexual de lo sensual, y pobre de quien   no lo haya entendido así, porque nunca es agradable ser señalado con el dedo. Hay también quien opina que  mostrarse desnudo es incitar a la traición, puesto que la visión de los atributos sexuales produce excitación y despierta el deseo de satisfacer ciertos  instintos. Esa es una visión un tanto primitiva, y además está demostrado que puede producir mucha más excitación un cuerpo medio desnudo o vestido con ropa muy sexy, algo que es socialmente aceptado por todo el mundo.

 El inmenso potencial del cuerpo para sentir placer se puede experimentar sin llegar a vivir situaciones de sexo explícito. Acariciar  con delicadeza es un arte que se puede y se debe aprender. Aprender a deleitarse contemplando  la forma de una cadera, de unos hombros, de unos pies o de un busto, es un ejercicio que nos puede aportar mucho más de lo que creemos. Rastrear  con el olfato el cuerpo  de un “extraño o extraña”  en busca de un aroma oculto es una experiencia que no se  vive todos los días, escuchar los latidos  del corazón en el pecho desnudo de alguien que por unos instantes ha sido nuestro compañer@ de juego  es relajante y  crea complicidad,… 

     Hasta aquí, que nosotros sepamos no ha habido sexo, sólo sensualidad,   satisfacción de placeres relacionados con los sentidos, sin necesidad de traspasar la línea “prohibida”, porque para eso ya existen otras opciones.

Segun parece no nacemos con pudor, ni con temor a la desnudez. Nos toca vivir  en un modelo  de sociedad en el que hay algunas reglas que se han creado para ejercer un control sobre  las personas, sobre sus pensamientos, sus preferencias, sus gustos, y sobre todo su sexualidad.  El deseo de manipular a la población no es nada nuevo.

Podemos y debemos crear nuevas reglas, nuevas maneras de relacionarnos. Reivindicar el derecho al placer de nuestros cuerpos es un acto revolucionario, la desnudez puede ser también algo revolucionario, cuando se vive de una manera consciente y liberadora. Tocar los cuerpos desnudos de otras personas nos acerca y elimina prejuicios y barreras.

  Siempre ha habido y habrá inquisidores, guardianes de la moral, censores y represores, gente  bastante infeliz, suponemos….


lunes, 5 de mayo de 2014

NUESTRO ENCUENTRO DEL PUENTE DE MAYO





Nuestro encuentro más intimista,...tooodo el mundo de puente.

Hemos aprovechado el pequeño formato para experimentar cosas nuevas. Las ideas se nos amontonan en la cabeza y se ordenan, se estructuran y se aparcan después en el “ordenador” esperando su momento. El sábado hemos estrenado algunos juegos, incluso nos hemos permitido teatralizar algunas situaciones, con resultados verdaderamente gratos y sorprendentes. La estética visual tuvo protagonismo, la complicidad alcanzó un nivel muy alto y nuestra charla al terminar fue especialmente íntima y agradable. Una pareja que ya había venido anteriormente manifestó que después de asistir uno de nuestros encuentros en Palencia, experimentaban una especial actividad sexual en su vida cotidiana.Nos alegramos y nos lo creemos. A nosotros nos ocurre lo mismo.

Éste mes de mayo tendremos un experimento muy especial. Vamos a empezar a salir de Palencia. El sábado 24 estaremos en Pontevedra, en un lugar muy especial.Se trata  de Mundo Natura, en A Cañiza. Luego en junio iremos a Guipúzcoa, en Julio a Zaragoza y hay algún que otro viaje en lista de espera.

Nos veremos en Pontevedra el 24 de mayo.

                                                                  Musica Harold Arlen

martes, 25 de marzo de 2014

CELOS





Una amiga me sugiere que quizá los celos no tengan tanto que ver con la sensación de que alguien se quiere adueñar de “nuestra propiedad”, sino con el desencanto que se produce al descubrir que quizá ya nos no somos tan especiales para nuestra pareja.

¿Sentirse especial?

Estoy de acuerdo, ilusiona sentir que eres alguien especial para tu pareja. Querer ser “único” quizá ya implica otro tipo de connotaciones, una especie de “tirana exclusividad”. Yo quiero actualmente a mi pareja de una manera mucho más consciente, serena y sosegada que hace algunos años, ella es para mí realmente especial… pero creo que reconocer que no somos únicos nos puede aportar una gran liberación. 

Desmitificar algunos tópicos que se nos han grabado a fuego puede que no sea tan negativo. Admitir que relacionarse con las personas nos enriquece es fácil para cualquiera. Admitir que llevar esa relación al terreno de lo sensual también nos puede beneficiar, requiere un esfuerzo especial. Atreverse a experimentarlo es un síntoma de apertura y curiosidad.

Hay teorías que afirman que la “fidelidad absoluta” no es algo innato en la pareja. Incluso se afirma que somos infieles por naturaleza. La realidad nos muestra una sociedad en la cual las posibilidades de ser infiel son muchas, y en la que la manera de incentivarlas y de publicitarlas está plenamente asumida (páginas de contactos, clubs, internet,..) Todos somos infieles, de obra o de pensamiento, todos tenemos fantasías, y aunque no todo el mundo necesita “ejercer” esa infidelidad, nos atrevemos a asegurar que un poco de “alegría” erótica puede hacer mucho bien a parejas “desmotivadas”.

El tipo de relaciones que estamos descubriendo, en las que predomina lo grupal sobre lo individual, en las que se crea un clima de “democracia afectiva y sensual”, es algo que nos proporciona una nueva perspectiva que exige ser generoso en lugar de querer aferrarse a la pareja. Es cierto que no resulta igual de fácil a tod@s. La prueba son los ataques de celos que aparecen en algunas personas. Pero luego hablamos de ello e intentamos averiguar cuál es la causa que los motiva, y eso siempre es bueno. Racionalmente todas las personas celosas admiten que es un problema de ellas mismas, algo que desean superar. Eso al menos es avanzar algo, creo yo.

Hay varias causas que motivan los celos. Dicen los estudiosos del tema que la mayoría de las veces tienen que ver con inseguridades, temores y miedos, unas veces fundados y otras infundados. Si la relación de la pareja es sólida, creo que los celos se pueden gestionar y ser sustituidos por confianza y generosidad. No digo que sea fácil, habrá que currárselo, y en ello estamos.


lunes, 3 de febrero de 2014

LA SESIÓN DE FOTOGRAFÍA ERÓTICA





                                                Imagen tomada de la web


Cinco personas disparando, 7 posando, un par de personas asesorando y ayudando a los fotógrafos, algún acompañante, una hora larga de preparación técnica y logística antes de comenzar , y tres horas más o menos de sesión fotográfica, con su correspondiente dosis de paciencia infinita por ambas partes. Estuvimos a gusto, en general. Hay quien lleva peor lo de los tiempos muertos, pero  hay que reconocer que no era tarea fácil. Había guión, pero también hubo que improvisar.

Siempre es bueno ponerse en la piel de otros para entender su trabajo. Creo que aprendimos que no es fácil ser modelo, y que tener un físico aceptable no es garantía de nada. Hay que expresar cosas, hay que saber mirar, insinuar, gesticular, convencer, hay que actuar,…y hay que saber aguantar la pose.

El miedo al ridículo, la timidez, la vergüenza, el pudor, no nos permiten expresarnos. Nos dejamos asesorar, pero no sé si acabamos metiéndonos en el papel. Es duro aguantar la pose mientras se termina de medir la luz, mientras se recolocan  los focos. Algunas  poses son más llevaderas, otras incluso resultan   muy agradables,…toda una experiencia (en realidad ha sido nuestra  segunda experiencia, pero ha sido muy diferente a lo que conocíamos)

Entre los/as que disparaban había gente muy experimentada y había quien debutaba en esto de fotografiar desnudos. Pasarán unos días antes  que podamos mostrar el resultado. Hay que seleccionar las fotos y  tratarlas, y todo el mundo está ocupadísimo. Esperemos que en un par de semanas esté listo.

Agradecemos a la asociación “CONTRALUZ” su buena disposición para este experimento, y yo personalmente agradezco a quienes posaron la generosidad por compartir sus hermosos cuerpos con las personas que siguen este proyecto.

Ha sido un  placer para la piel, esperemos que lo sea también para la vista.

Besos encendidoshttp://www.erosexperimental.com/fotos/pinchar-aqu%C3%AD-para-ver-la-sesi%C3%B3n-de-fotograf%C3%ADa-de-enero-2014/

jueves, 23 de enero de 2014

A TIRO FIJO


El pasado domingo 19 tuvimos encuentro erótico en Palencia, en un local en el que nunca habíamos estado y en el que probablemente organicemos algún encuentro más. Es algo más espacioso, es agradable, y está abierto a proyectos y propuestas nuevas. Se llama “Esplai Palencia”. De todas formas, seguimos en el SPA de la plaza de Europa.

Al terminar las sesiones, solemos, con mayor o menor éxito, intentar una puesta en común de lo vivido durante los ejercicios, juegos, sesión de masaje. En ésta última sesión del domingo 19 destacó la queja de dos personas (mujeres) que manifestaron que uno de los participantes, a la hora de acariciar y en la sesión de masaje, se centraba exclusivamente en la zona genital, y aunque a veces parecía que “pasaba” por otras zonas, se le notaba que lo que hacía era dar un rodeo para volver otra vez a lo mismo. Ellas se lo tomaron con filosofía, pero parece que, vista la insistencia, una de ellas tuvo que pararle los pies.

Todavía estamos en una fase en la que se están perfilando los códigos internos de nuestro proyecto, todavía hay personas que no saben a qué atenerse cuando nos llaman, o cuando vienen a un encuentro. Hasta cierto punto es lógico. Pero yo creo que estamos dando pistas suficientes para que todo el mundo entienda que en estos temas tan delicados, no se debe ir “a tiro fijo”. Todo el cuerpo humano es un mapa de placer sensual y erótico. Seguir insistiendo en lo genital es querer seguir siendo “pobre” (sobre todo de espíritu).

Otra cosa que llama la atención, es que el hecho de formar parte de círculos en los que el sexo es algo fácil y cotidiano, no es de por sí garantía de “apertura” ni de amplitud de miras. Hemos podido comprobar cómo algunas de éstas personas se sienten tremendamente incómodas si se les pide participar en alguna actividad en la que sea necesario sostener durante unos minutos la mirada con la pareja (normalmente no es con “su pareja habitual”), o si se les pide que le digan algo agradable a su pareja, o si se les pide simplemente que se relajen (es increíble lo problemático que es para algunas personas relajar una pierna, un brazo, ya no digamos todo el cuerpo). Por el contrario, he de reconocer que son personas en las que la palabra celos no existe, y que tienen plena confianza el uno en el otro. Una de ésta personas, varón, manifestó, que muchos de los hombres (en realidad utilizó otra palabra que hacía referencia al mundo animal) que frecuentan ciertos ambientes “liberales” deberían darse una vuelta por aquí para aprender como acariciar a una mujer, lo cual es un halago, sin duda.

Todos estamos aprendiendo de todos. Lo que más me ilusiona es que hay personas que, a pesar de tener “mucho recorrido”, repiten, y están asomando la nariz porque ven puertas entreabiertas y sienten curiosidad sana. Algunas de ellas manifiestan haber logrado tener una actitud más relajada respecto a un tema (el erótico) que antes las tenía permanentemente tensas y a la defensiva.


El placer es más placer si es algo consciente.

sábado, 21 de diciembre de 2013

ENCUENTRO NAVIDEÑO




El viernes 27 tendremos un nuevo encuentro en el Laboratorio Experimental de Erotismo. Será a las 21.00 h.
Dejaremos los zapatos y los prejuicios en la puerta. Jugaremos, bailaremos, iremos perdiendo la ropa hasta que la desnudez nos haga a todos iguales iguales. Luego haremos la sesión de masaje. Esta vez volveremos a experimentar con el sentido del olfato, con un juego llamado “La ruta de las Especias”. Además la sesión de masaje variará un poquito. Experimentaremos el masaje a varias manos, una marea de placer para quien lo recibe. Todos daremos y todos recibiremos nuestra parte de placer. No faltará la parte de “engrasado colectivo “ y por supuesto, el “manos libres”. Os esperamos.



Desde El Laboratorio Experimental de Erotismo os deseamos unas muy eróticas navidades, y por supuesto un 2014 lleno de sensaciones muy, muy sensuales.  


martes, 3 de diciembre de 2013

NUESTRO SEXTO ENCUENTRO






Seguimos con nuestras actividades en el Laboratorio Experimental Erotismo. El sábado pasado tuvimos nuestro sexto encuentro. Estuvimos 14 personas. Algunas de ellas, algo más de la mitad, tenían experiencia en lo que se conoce como el “mundo liberal”.
El reto que se nos planteaba era compaginar los, llamémosles, “distintos intereses” de las personas que vemos en este proyecto una ocasión para explorar facetas no tan evidentes de lo erótico, con otros intereses que buscan resultados más inmediatos en el terreno del sexo explícito.

En esta ocasión le dimos una oportunidad al sentido del olfato, con un experimento en el que ellas se untaron una parte del cuerpo con canela, y nosotros, con los ojos vendados, como si fuésemos ciegos, teníamos que rastrear con el olfato su cuerpo. Parece fácil, pero no lo es tanto. Y si no, probadlo. Luego ellas nos “olfatearon” a nosotros. Hubo bastante cachondeo y en general, todo el mundo resolvió su prueba, aunque algunos/as necesitaron alguna pista.

Otro juego, en el que había que afinar el oído, fue “La jaula”, en el que alguien estaba encerrado dentro de un círculo formado por todo el resto de participantes. El que estaba encerrado dentro de la “jaula” podía ver, pero tenía unos cascabeles sujetos a los tobillos para que los demás pudiéramos escuchar sus movimientos, el resto teníamos los ojos vendados. Su labor era conseguir escapar del círculo y arriesgarse a ser sometido a tortura de cosquillas si era atrapado en el intento de fuga.

El termómetro erótico subió bastantes grados cuando pasamos a embadurnar nuestros cuerpos con aceite de masaje. Lo hicimos por turnos, 6 chicas a un chico y 6 chicos a una chica, hasta que todos estuvimos bien engrasados para dar paso al ejercicio “Manos libres”, en el que nos confundimos, sin poder ver nada, en una marea de cuerpos y pieles agradables y calientes, y en el que apenas se puede saber a quién tocas y quién te toca. Es una especie de vagabundeo errante en el que buscas a alguien que te de la confianza suficiente, que te haga un gesto, que te convenza con una caricia sincera, para iniciar con esa persona (o grupo de personas) un dialogo en el que la afectividad se mezcla con la sensualidad, y en el que las caricias pueden adquirir tintes muy pasionales. Son momentos en los que se pueden derrumbar de repente muchas barreras y se pueden desactivar actitudes muy defensivas, pudiendo llegar fundirte en un abrazo muy emotivo con alguien a quien supuestamente no conoces. En el transcurso de este experimento puedes distinguir si tocas a un hombre o a una mujer, si el vello en el cuerpo es abundante y por la complexión, por el perfume, pero hay cuerpos que favorecen la confusión, hasta que te das cuenta de lo evidente…Interesante para romper tabúes. Aclaro que no se trata de fomentar la homosexualidad, pero también aclaro que hay muchas personas bisexuales que agradecen este tipo de “juegos”. Una mujer dijo una vez que le había encantado poder acariciar tantos pechos femeninos.

No faltó la sesión de masaje sensual, en la que todos descubrimos las habilidades y las carencias de los demás a la hora de ser comunicativos con las manos. Resulta muy interesante comprobar que todos podemos hablar con las manos, y que se puede comunicar mucho, poco o nada,… igual que en la vida real.

Desde el comienzo de nuestras actividades, algunas de las personas que participan en estas sesiones han manifestado claramente su deseo de vivir los placeres del erotismo sin mantener relaciones sexuales en el transcurso de las mismas. Las caricias, los abrazos, la sensación de sentir el propio cuerpo desnudo navegando entre una marea de otros cuerpos desnudos a los que no vemos, pero que podemos sentir, oler, intuir, son experiencias muy ricas y placenteras en sí mismas, que no dejan a nadie indiferente. La posibilidad de extender los brazos entre la multitud y acariciar sin prisa y a discreción, el aluvión de sensaciones que producen una docena de manos que te cuentan cosas, el hecho de que no sea tan importante “ver” sino “sentir”, la búsqueda de los placeres que nos proporciona el viaje en sí mismo , sin darle tanta importancia a la “llegada”, fueron hechos apreciados y reconocidos por todas las personas que participaron en nuestra última sesión.

Al final de la sesión se abrió un debate sobre si se había producido alguna frustración en aquellas personas que tienen planteamientos más “prácticos” en esta cuestión (es un eufemismo, ya lo sé). Se habló de las opciones “sin orgasmo”, también se reconocieron algunas frustraciones que se producen en ciertos ambientes del “mundo liberal”, que alguien calificó por propia experiencia como “fríos”,… El encuentro resultó positivo y hubo buena química, alguien lo calificó como “otra manera de comunicarse”.